Venezuela acusó al Relator de ONU sobre torturas de faltar a “la verdad”

Venezuela acusó al Relator de ONU sobre torturas de faltar a “la verdad”

El gobierno de Venezuela acusó al Relator sobre la Tortura de la ONU, Juan Méndez”, de no hacer “honor a la verdad” en la difusión de casos que incriminan al gobierno de Nicolás Maduro en “violaciones graves de los derechos humanos, en particular los derechos a la vida, a no ser sometido a tortura, a no ser arbitrariamente detenidos”, evocados por Méndez ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

“No fueron manifestantes ni protestas pacíficas… como ha pretendido usted hacer ver (…) No es verdad… que esas muertes se hayan producido por el uso excesivo de la fuerza y criminalización de las protestas para sofocar las manifestaciones de febrero de 2014…”, recriminó el delegado de Venezuela.

Se refería a un anexo de unos 200 casos individuales de tortura en todo el mundo presentado por el Relator junto a su informe anual, donde figuran algunos de Venezuela, como los de Juan Carlos Nieto Quintero, Leopoldo López Mendoza, Enzo Scarano, Daniel Ceballos y Salvatore Luchesse, respecto a las revueltas de febrero de 2014, “que causaron la muerte de 29 civiles y lesiones a 357 otros”, y “dos casos de tortura y 75 de malos tratos”.

Para Venezuela se trató de “opositores… hoy detenidos y juzgados por los graves delitos cometidos en el marco de las acciones terroristas violentas que impulsaron a principios del año 2014, y que causaron la muerte de 43 personas y la destrucción de centenares de bienes públicos y privados”.

Venezuela admitió “muy pocos casos aislados que involucraron la actuación irresponsable de agentes de seguridad”, pero lamentó la “manera irresponsable, con intención o no, la información en contra del Gobierno que usted (Méndez) sin ningún rigor científico da como cierta, sin verificación ni comprobación mínima y faltando a sus obligaciones”.

Sobre las respuestas escritas aportadas por Venezuela a las alegaciones que les comunicara oportunamente, el Relator valoró que “no contesta directamente preguntas que hemos hecho,… no basta con decir “los agentes están acusados”, nosotros queremos saber cuál es el estado de las investigaciones”, declaró.

“Por el momento la intervención del representante de Venezuela me pareció un poco intempestiva, no necesitaba acusarme de mentir,… si me equivoco estoy dispuesto a corregir, pero la sinceridad con la que hago mi trabajo no debe ni puede ser cuestionada”, aseveró Méndez.

“Es preocupante que un Estado tenga una respuesta a ese nivel frente a un Relator que está compartiendo información que es relevante. Es sabido que en Venezuela en el último año, particularmente en el contexto de las protestas que… duran varios meses… se presentaron hechos lamentables de violencia cometidas en manos de la fuerzas de Seguridad”, dijo Erika Guevara Rosas, jefa del Departamento Américas de Amnistía Internacional (AI).

“Conocimos casos de personas que fueron detenidas arbitrariamente y que durante la detención sufrieron torturas y malos tratos, hemos documentado muy especialmente el caso de varios estudiantes que se encontraban en situación de manifestación, ejerciendo su derecho a la protesta pacífica y fueron detenidos arbitrariamente”, agregó Guevara Rosas.

“Hoy sabemos de por los menos 27 casos de personas detenidas… algunas de ellas agentes de las fuerzas de seguridad, que están siendo acusadas, no sabemos bien de qué…, pero también conocemos varios casos de líderes de la oposición, que se encuentran detenidos arbitrariamente, ya casi a un año de su detención no se han presentado evidencias sólidas, como Leopoldo López, que ha denunciado malos tratos dentro de la prisión”, concluyó Guevara Rosas.

Juan Gasparini, Ginebra, Suiza.