Subdirector de la policía guatemalteca denunció muertes de prisioneros en juicio de Ginebra Erwin Sperisen. Fotos: TRIAL 2014.

Subdirector de la policía guatemalteca denunció muertes de prisioneros en juicio de Ginebra

Javier Figueroa, ex Subdirector de la Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC) denunció este martes una “acción incorrecta” como la causante de la muerte de siete reclusos el 25 de septiembre de 2006 en la cárcel de Pavón de aquel país, en el juicio que se lleva a cabo en Ginebra contra el ex Director de la PNC, Erwin Sperisen, al cual se acusa del asesinato de esos prisioneros, más los de otros tres fugitivos ejecutados en 2005.

“Mi opinión es que un procedimiento legítimo policial fue aprovechado para que se diera una acción incorrecta”, afirmó Figueroa, quien entonces estuvo en el penal de Pavón, actualmente refugiado en Austria, donde fue juzgado y absuelto por estos hechos en 2013.

“La acción no fue ejecutada por la policía, Sperisen no dio ninguna orden ilegal… ¿quién asesinó a quién?, no lo sé, yo no soy un testigo directo… si fueron ejecutados o no, yo nunca vi.”, precisó Figueroa. Sin embargo reconoció en un video que se le mostró en la audiencia de hoy a un agente del ministerio del interior, cuyo nombre no mencionó, abandonando el sitio donde presuntamente se cometieron algunos de los asesinatos que se le reprochan a Sperisen.

“A mí nadie me informó. Había un rumor que había muertos en esa área. Los policías hablaban de eso”, añadió Figueroa. Dijo temer por su vida y la de sus familiares. Recalcó que “mi seguridad está bajo responsabilidad del gobierno de Austria”.

“Vielmann (Carlos, ex-ministro del Interior) está contra mí”, agregó Figueroa. Mencionó además la participación de varios asesores de las fuerzas de seguridad en aquellas circunstancias, algunos de los cuales con supuestos vínculos con los servicios de inteligencias de Estados Unidos, como Víctor Rivera y los hermanos José Luis y Henri Danilo Benítez, todos ellos posteriormente asesinados en diferentes circunstancias.

Carlos Vielmann se encuentra detenido en España por estos hechos y espera su juicio oral en Madrid.

“No voy a hablar de ellos” dijo Figueroa, tras admitir que destruyó documentos secretos antes de abandonar Guatemala en 2007 y buscar asilo en Austria.

Sperisen, doble nacional suizo y guatemalteco, es juzgado en Ginebra porque la Confederación Helvética no extradita a sus ciudadanos, y porque la ley local obliga a juzgar a sus nacionales que hayan cometidos crímenes en el extranjero y se domicilien en Suiza. Guatemala lanzó un pedido de captura contra Sperisen en 2010, pero desistió de pedir su extradición a Suiza.

Sperisen, de 41 años, se encuentra en detención preventiva en la cárcel de Champ Dollon, en las afueras de Ginebra, un centro penitenciario para inculpados en espera de juicio y sentencia definitiva. “Es bien tratado, pero padece de diabetes. Necesita cuidados. Tiene problemas en la cadera. Está 23 horas por día en su celda y tiene solo una hora de paseo diaria”, indicó a la AFP, Florián Baier, uno de sus dos abogados.

Amigo de la infancia de Sperisen, de profesión ginecólogo, nacido en 1971, Figueroa señaló que la Comisión contra la Impunidad en Guatemala, órgano de la ONU para asistir a las instituciones judiciales del país, ha manipulado a testigos. Y concluyó que luego de aprender “cómo funciona el sistema, aprende uno a no confiar en nadie”.

Juan Gasparini, Ginebra, Suiza.

 


 

Archivos relacionados con esta noticia

> Para dar seguimiento al juicio día por día, consultar: http://www.ridh.org/Cobertura_Sperisen/.