El Tribunal de Ginebra rechazó incidentes “prejudiciales” de la defensa de Sperisen Erwin Sperisen. Fotos: TRIAL 2014.

El Tribunal de Ginebra rechazó incidentes “prejudiciales” de la defensa de Sperisen

El Tribunal Criminal de Ginebra rechazó por infundados e improcedentes los incidentes “prejudiciales planteados por la defensa de Erwin Sperisen, ex Director de la Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC), en el juicio donde se le atribuyen diez asesinatos de presos y evadidos de cárceles guatemaltecas en 2005 y 2006.

Los defensores del acusado, Florian Baier y Giorgio Campa, pidieron que el tribunal aceptara agregar dos testigos a los 18 ya convocados, concretamente el ex presidente de Guatemala en el momento de los hechos, Oscar Berger, y al director del sistema penitenciario guatemalteco en aquella época, Alejandro Giammattei, y anunciaron que ya tenían pasajes aéreos reservados para venir Ginebra en los días venideros.

Berger testimonió con anterioridad en el juicio en Austria donde fue absuelto Javier Figueroa, segundo al mando de Sperisen en la PNC. Manifestó entonces que no hubo planes de ejecutar extrajudicialmente prisioneros durante su mandato; al tiempo que Giammattei fue a su turno absuelto en Guatemala, siendo desligado de los hechos que le son reprochados a Sperisen en Ginebra.

El primer Procurador, Yves Bertossa, se opuso a las medidas solicitadas por la defensa de Sperisen por innecesarias e insostenibles, al igual que los dos abogados de la parte querellante, Alexandra López y Alec Reymond, quienes representan a María Del Socorro Vásquez, madre de una de las diez víctimas, cuyo asesinato se imputa al Director de la PCN, y sus presuntos cómplices de la fuerza pública guatemalteca.

El tribunal rechazó, además, que se añadiera la comparecencia del periodista suizo Arnaud Bédat, quien publicara una nota en el semanario helvético “L’Illustré, afirmando que María del Socorro Vásquez, daba la impresión de no estar debidamente al corriente de la documentación que había firmado en Guatemala para querellarse contra Sperisen en Ginebra, denuncia que el tribunal estimó no se compadece con las pruebas que figuran en el expediente.

El tribunal rechazó a su vez la petición de los abogados de Sperisen, que se revelara un correo electrónico en alemán del Primer procurador, Ives Bertossa, dirigido a un testigo de cargo francés, Philippe Biret, encarcelado junto a los siete detenidos asesinados en la prisión de Pavón en setiembre de 2006, quien recuperó luego su libertad y ahora acusa desde Francia a Sperisen de haber matado por propia mano a uno de esos 7 detenidos, un e-mail que el tribunal dijo que no existe en el sumario.

Sperisen es, al propio tiempo, inculpado por haber participado en los homicidios de Edwin Estuardo Santacruz Rodríguez, Julián Morales Blanco y José María Maldonado Sosa, evadidos de la prisión “El infiernito, en octubre de 2005, que ulteriormente habrían sido capturados y asesinados por Sperisen y sus cómplices de la fuerza pública guatemalteca.

La instrucción penal llevada a cabo por el Primer Procurador, Yves Bertossa, en su doble condición de fiscal y juez de instrucción, fue alimentada por las alegaciones de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, concertada por ese país y Naciones Unidas, y por un informe del Relator especial de la ONU para ejecuciones extrajudiciales, Philip Alstom.

En su informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al cabo de una misión a Guatemala del 21 al 25 de agosto de 2006, en las vísperas que Sperisen y demás integrantes del gobierno de Guatemala presuntamente ejecutaran los 7 detenidos de la prisión de Pavón, Alston denunció “la violencia en las cárceles y la “limpieza social de indeseables por funcionarios públicos, cuya autoría conducía “a la policía.

Alston señaló que se trataba de “algo más que la actuación de unos pocos agentes corruptos, una práctica generalizada, asesinatos “no… investigados eficazmente, de modo que los datos oficiales no dan una idea de su prevalencia; en total alrededor de 5.000 homicidios anuales, “cuya responsabilidad recae forzosamente sobre el Estado, de los cuales un 10% serian ejecuciones de detenidos, recordó en la audiencia de Ginebra el primer Procurador Yves Bertossa.

Juan Gasparini, Ginebra, Suiza.

 


 

Archivos relacionados con esta noticia

> Para dar seguimiento al juicio día por día, consultar: http://www.ridh.org/Cobertura_Sperisen/.