El periodista y el militante

Editorial

El periodista y el militante En tanto observador del mundo, el periodista arroja una apreciación individual, distinta a la del militante, partícipe de un deseo colectivo. El periodista debe manifestar una toma de conciencia de la complejidad de la actividad política, sus contradicciones, puntualizando las diferencias que a veces se dan entre las promesas y la claudicación en los actos. Le cabe asimismo señalar el contexto, donde la supremacía de los imperativos de los partidos, clanes y organizaciones, suelen imponerse al interés general.En cambio, el militante asume gregariamente un proyecto y lo defiende tenazmente, abrazando sus claroscuros y concesiones. Resiste a la crítica y batalla para tomar o mantenerse en el poder. Por el contrario el periodista es una suerte de mercenario con principios. Gana un salario pero no escribe cualquier cosa. Tiene móviles y valores autónomos para apreciar la acción política, independientemente de compromisos sectoriales e ideologías. Su oficio es solitario. Fecunda obteniendo la confianza y el apoyo de los demás. Lo motiva la curiosidad y el entusiasmo por la información. Necesita firmeza para adquirir el conocimiento, enfrentar los obstáculos del combate profesional, y vencer a la ignorancia y el miedo.

última noticia

último reportaje

libro destacado

Montoneros, final de cuentas

Montoneros, final de cuentas

Paco Ignacio Taibo II, uno de los biógrafos del Che, decía en su libro sobre Ernesto Guevara que “en la historia nadie es propietario de documentos, tan solo de interpretaciones”. Lleva razón…

Juan Gasparini La ONU trata por igual a los desaparecidos de la dictadura de Fujimori y de "Sendero Luminoso"24.04.2019 11:04 pmLike
Juan Gasparini El copamiento del chavismo por parte del regimen cubano de partido unico, que le inyectó el virus de la dictadura interminable, la eterna pobreza, el fracaso permanente, y la crisis de alta intensidad, mientras le absorvía recursos petroleros. La ONU calcula en 6 millones de venezolanos los que necesitan ayuda humanitaria urgente, sin olvidar los que migraron de las penurias.21.04.2019 10:07 amLike
Juan Gasparini Las medidas coercitivas unilaterales como las que toman los Estados Unidos y la Unión Europea suelen acorralar a las dictaduras. La Administración Carter lo hizo contra el criminal Videla, emplazándolo a recibir a la CIDH en 1979 y publicando la primera lista internacional de 7500 desaparecidos. Fue el principio del fin para el régimen militar argentino. Hoy la historia se repite con Venezuela y Nicaragua.14.04.2019 09:49 amLike